Sabemos que, como a nosotros, te encanta la poesía. Pero, para disfrutar de ella, deberás conocer a uno de sus máximos exponentes, del que hablaremos a lo largo de este artículo de Frases de la Vida. Este maravilloso poeta es conmovedor, sentimental y completamente íntimo. Un poeta que se sobrepuso magistralmente al dolor, a la tristeza y al abandono. Para hacer honor a su indiscutible genialidad, estás a punto de conocer la lista que hemos creado sobre los mejores poemas de Paul Éluard.

Éluard es, nada más y nada menos, que el más grande exponente de los poetas surrealistas. Su poesía se caracterizó por una importante fuerza expresiva, además de reflejar la impactante personalidad literaria del autor.

Gracias a su talento, fue considerado como el maestro de la poesía surrealista y un poeta clásico de los poetas modernos. Entonces, si quieres disfrutar de los mejores libros de poesía, no podrás perderte algunas de las obras de este poeta, ¡te encantarán!

Surrealismo e intimismo en los poemas de Paul Éluard

poemas de Paul Éluard

1. Bella y semejante

En este primero de los poemas de Paul Éluard, el autor refiere aquellas cosas cotidianas, aquellas semejanzas que nos hacen tan comunes como únicos, tan colectivos como individuales. Un poema corto que incluye los sentimientos más poderosos.

Un rostro al fin del día
Una cuna entre las hojas muertas del día
Un ramo de lluvia desnuda
Todo Sol oculto
Toda fuente de los espejos en el fondo del agua
Todo espejo de los espejos rotos
Un rostro en las balanzas del silencio
Un guijarro entre otros guijarros
Por las frondas de los últimos resplandores del día
Un rostro semejante a todos los rostros olvidados.

2. Nusch

Sentimientos que viven en cada uno de nosotros, las sensaciones que aparecen en la noche, con el pensamiento íntimo y consciente. Esos son los protagonistas de Nusch, uno de los grandes poemas de Paul Éluard.

Los sentimientos aparentes.
Ligereza del acercarse.
La cabellera de las caricias.

Sin preocupación, sin sospechas.
Tus ojos se entregan a lo que ven:
Son vistos porque ellos miran.

Confianza de cristal
entre dos espejos.
Tus ojos se pierden en la noche
para añadir el insomnio al deseo.

3. La costumbre

Una gran aliada es esta protagonista de los poemas de Paul Éluard. La costumbre como aquella que llega y se queda sin permiso, como aquella que conforma la vida y le otorga sentido. Aquellas cosas que existen porque existen son clave de su poesía.

Todas mis amiguitas son jibosas;
Ellas aman a su madre.
Todos mis animales son obligatorios,
Tienen patas de mueble
Y manos de ventana.
El viento se deforma,
Necesita un traje de medida,
Desmesurado.
He aquí por qué
Digo la verdad sin decirla.

4. El espejo de un momento

Los momentos son herramientas y elementos fundamentales en el tiempo de nuestra vida. Son ellos los que hacen y se llevan los días, son los que ponen nuestros pies en la tierra y nos devuelven al mundo real, al mundo consciente. Una buena reflexión de los poemas de Paul Éluard.

Disipa el día,
Muestra a los hombres las imágenes desligadas de la apariencia,
Quita a los hombres la posibilidad de distraerse,
Es duro como la piedra,
La piedra informe,
La piedra del movimiento y de la vista,
Y tiene tal resplandor que todas las armaduras y todas las máscaras
quedan falseadas.
Lo que la mano ha tomado ni siquiera se digna tomar la forma
de la mano,
Lo que ha sido comprendido ya no existe,
El pájaro se ha confundido con el viento,
El cielo con su verdad,
El hombre con su realidad.

5. Desfiguradas apenas

Aunque este no es propiamente un poema de amor, habla de la tristeza como la potencia de los sentimiento, como aquellas que nos conforma, que da sentido a nuestra existencia. Así lo dicen los poemas de Paul Éluard.

Adiós tristeza.
Buenos días tristeza.
Estás inscrita en las líneas del techo.
Estás inscrita en los ojos que amo.
Tú no eres exactamente la miseria,
pues los más pobres labios te denuncian
por una sonrisa.
Buenos días tristeza.
Amor de los cuerpos amables,
potencia del amor,
cuya amabilidad surge
como un monstruo incorpóreo.
Cabeza sin punta,
tristeza bello rostro.

Así llegamos al final de este fantástico artículo sobre poemas de Paul Éluard. Esperamos que te hayan inspirado a seguir conociendo poemas y autores tan increíbles como este. Antes de despedirnos de ti, quisiéramos saber cuál de los integrantes de esta lista se ha convertido en tu favorito y cuál otro crees que deba hacer parte de esta lista. ¡No dudes en hacérnoslo saber en la sección de comentarios!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here